sábado, 17 de diciembre de 2011

1. Hoy (Parte I)

"Si tienes algo para ser jamás tendrás mas tiempo"

Todo lo que me queda por hacer no me da más espera. Hay dibujos que arreglar, poemas que escribir, imágenes de blog que etiquetar y enumerar, cosas que escoger, novelas que redactar, convocatorias que leer, cuentos por escribir, y eso no da más tiempo. Cada una de ellas esta siendo perseguida por una noción de ya y ahora; por una noción de inmediatez que los busca con desaforo y que no piensa ceder.

Es por ello, que justo ahora, me encuentro dueña de un par de manos bastante ocupadas junto a una cabeza con millones de cosas  hacer; y aunque quisiera, esto no puede ser mañana... y no debería, nunca debería ser mañana. Frente a mi, hay un montón de pedazos que se están organizando sistemática y velozmente para ser colocados acto seguido en su lugar correcto del rompecabezas de las cosas por hacer. Ordenándose por prioridad, tamaño, forma, color, medida, urgencia, necesidad, gusto, afición, obligación, etc. 

Es primero de Julio y las cosas comienzan a complicarse; sinceramente hasta ahora he hecho muy poco. O mas bien todo lo he hecho con demasiada calma, quizá mas de la debida... Es probable que justo ahora aparezca un estricto cronograma que me permita cumplir con todo, que me deje sin tiempo para algo o alguien más que no sea eso y no sea yo, que me absorba deliciosamente entre tantos fantásticos quehaceres. 

Por ello, precisamente es que siempre es valido empezar a tener vida. Una que sea de verdad, tal como se soñó siempre, una que en serio haga feliz, que complazca, que produzca, que sea lo que tiene que ser; una que no de espera para sonreír, sudar, sonreír y sudar de nuevo, y después irse a la cama llena de extenuación acompañada de buenos recuerdos y satisfacciones diarias agradecidas primeramente con Dios. Nunca es tarde para empezar, para crecer, para intentarlo, para caerse aún, para saltar al abismo, para pensar, para creer, para lograr, para triunfar, para luchar; y si, para ser, para ser lo que en verdad se es. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario